5.14.2009

Descartes, no René



Acabo de ver algo sorprendente. Un demente se lanza, durante siete años, la aventura de ayudar a un (ahora) fotógrafo de eventos a recuperar los polvosos documentales que filmó en su juventud setentera, recordados a medias por una manga de cinéfilos y la memoria ya gastada de aquel iconoclasta director.

Esta jornada de 80 minutos y tres décadas a través de un sorprendente Guayaquil filmatizado (el verdadero personaje de esta película) ha sido denominada Descartes y es el documental de Fernando Mieles, director local que durante la preparación de su ópera prima (Prometeo Deportado, aún por estrenar) decidió, seguro con gusto, complicarse con la historia de Gustavo Valle, fotógrafo de quinceañeras, graduaciones, ferias de autos y -sorpresa- director de 3 "cortos de ficción" perdidos entre Las Acacias y burocracias: Subamericano, Naturaleza Muerta y Cómo Engañar a los Muertos.

Tras los pocos minutos en los que el lente perteneció a Valle, descubrimos un Guayaquil de homosexualismo, drogas, embarazos no deseados, abortos, vivos que parecen muertos y muertos que hablan a los vivos. Luego de ver Subamericano (el único corto recuperado hasta el momento y presentado en su totalidad luego de la proyección de Descartes), entendí lo que minutos antes había tomado como broma de uno de los entrevistados: Valle fue (¿es?) el Passolini Ecuatoriano.

Esta es una película que hay que ver para creer. Dueña de una estética tan callejera como personal y un ritmo incesante que no tira la toalla ni un solo minuto, Descartes hace honor a todos sus significados, menos al pensador: si René Descartes proponía su filosofía desde la razón, Fernando Mieles propone su película desde el corazón. Sorprendente.

4 comentarios:

  1. la verdad es qu eese documental quedo espectacular... tan desolador como la estetica y la histora de que habla.
    la ausencia de valle en el estreno, junto con la presencia de los actores de la pelicula, fue un regalo, digno de un estreno guaymiesco!

    ResponderEliminar
  2. Tuco de vejigazo... al mas puro estilo el Kubricriollo y aguado.
    saludos!

    ResponderEliminar
  3. ...Kubricriollo o Pacholini?

    ResponderEliminar
  4. vi el documental (recién) este sábado, y bueno, excelente por el dato en el que documenta y le hace seguimiento a este creador perdido, y además porque Mieles no emite ningún juicio, sólo está ahí, preguntando, buscando, y se aleja de una mirada de pena o lástima hacia el personaje de Valle (que por cierto conocí y conversé de largo, gran tipo), y comparto la reflexión del director que leí por ahí, algo así como: no sabremos si nuestra historia personal acabará así... dicen que la historia sirve para conocernos y como ejemplo.

    ResponderEliminar